Esta web utiliza cookies propias y de terceros necesarias únicamente para la navegación. más información
entendido

LA MÚSICA, UNA DROGA

MÚSICA

Seguro que cada uno de vosotros tiene una o varias canciones fetiche que ha escuchado más de un millón de veces y se considera adicto a ella. Hasta ahora, esta sensación era inexplicable.


Un estudio realizado recientemente en la Universidad McGill de Montreal (Canadá) y publicado en la revista Nature Neuroscience explica que la dopamina está detrás de todo esto.

Las personas experimentamos un intenso placer frente a estímulos o comportamientos indispensables para la  supervivencia (comer), la motivación o la adicción. Pero también obtenemos placer con estímulos más abstractos como la música o el arte..

La capacidad que posee la música para influir en los estados emocionales es lo que se llama “escalofrío emocional”, una respuesta del sistema nervioso que afecta a la frecuencia cardiaca, respiratoria, a la conductividad de la piel y a la temperatura periférica.

El estudio demuestra que la dopamina puede ser liberada en respuesta a un estímulo estético, en el placer que se siente al anticipar un momento musical, saber qué es lo que va a sonar en el siguiente acorde de una canción que ya conocemos y, al escucharlo, sentirnos realmente satisfechos.

La investigación abre la puerta a muchas posibilidades pero lo que ha quedado claro es que la música puede ser tan adictiva como la comida, el sexo o las drogas.

2010. La creación de un concepto innovador de marca y producto en un mercado maduro // Lumínica 2009. Proyecto de comunicación y educación social para la implantación de la Televisión Digital Terrestre // TDT 2008. Creatividad de un evento deportivo para la promoción turística en una región // Volvo Ocean Race 2007. Proyecto de innovación para la expansión de la franquicia // Sorsi e Morsi 1999. Buscando nuevas experiencias en restauracin // Vicios Italianos